Tratamiento casero para aliviar la inflamación intestinal

Lo que comemos es fundamental para poder mantener nuestro sistema digestivo funcionando adecuadamente. Proporcionar los nutrientes, como son la fibra es indispensable para que se puedan absorber las vitaminas, minerales, agua y todo lo bueno de los alimentos.

El proceso de la digestión comienza desde el momento en que introducimos los alimentos a la boca y la saliva comienza a hacer su proceso. A pesar de que se lleve una alimentación balanceada, se evite al máximo la comida rica en grasa o que no aporta nada nutrimentalmente, se puede padecer de problemas de funcionamiento digestivo, las más comunes son inflamación en los intestinos, dolor, gases y otras manifestaciones clínicas.

La leche de vaca es uno de los productos que más se han relacionado con este tipo de problemas, muchas personas no son tolerantes a la lactosa. Por eso es que la solución es someterse a un cambio en el tipo de lácteo que ingieren, ya que están libres de lactosa y provienen de origen vegetal, la leche de almendras es una de las opciones. A decir de ello, es usado como un tratamiento casero para reducir la inflamación intestinal, ayudan a mejorar el movimiento intestinal, reducir acides y más.

¿Qué se necesita para aliviar la inflamación intestinal?

La leche de almendras ayuda a evitar el estreñimiento, así como la acidez y tener una mejor digestión. Mientras que la papaya, contiene la enzima llamada papaína que ayuda a tratar el estreñimiento. Pero ambos productos aportan muchas vitaminas, calcio, minerales, ácidos grasos como omega 3.

Como se prepara: 3 rodajas de papaya fresca, se necesita un vaso de leche de almendras y una cucharada de miel. Se licuan todos los ingredientes, se puede añadir un poco de hielo o puede ser la leche fría y listo. Se toma todos los días por la mañana durante una semana o el tiempo que se requiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *